martes, 21 de febrero de 2012

Cada instante que paso a 400 Km. de ti es como si una horda embravecida pasara por mi corazón azotándolo sin despecho
Ho! acaso así es como se siente un jardinero nostálgico que en invierno espera esa flor que ya ha sido cortada?
Ho! Acaso es ese susurro que se escucha detrás de las máquinas que utiliza, su llanto?
Que ironía la de pensar que eres un hombre fuerte y que ante un adiós tu corazón se astille como si estuviese hecho del cristal mas fino y que solo ese adiós sea solo un hasta luego.
Por mas que a este año le queden muchas lagrimas por llorar, muchas bocas por amar, muchos abrazos que dar, muchos días que disfrutar, o cosas nuevas que contar, te volveré a ver y volveremos a querernos como nunca lo hemos hecho, aunque tenga que conquistar otra vez tu mirada.

No hay comentarios:

Publicar un comentario